Cerezos japoneses. Japanese cherry trees. Japanska körsbärsträd.

Experimentar la primavera sueca es como experimentar casi cualquier primavera, un día hace bueno y luce el sol al siguiente frío y llueve, solo que aquí cuando luce el sol la temperatura no pasa de 10°C y cuando refresca, como hoy, el termómetro no pasa de 2°C, es la única diferencia con otras primaveras igual de inestables pero un poco mas benévolas, por lo demás una explosión de vida y color, los pajarillos cantan, la naturaleza empieza a despertarse y con el despertar vuelven los colores después de un invierno monocromático.

Estas fotos que he hecho hoy en el centro de Estocolmo, en una zona llamada “kungsträdgården” que viene a ser el jardín de arboles del rey (aunque ahora todo el mundo lo disfruta), prueban que, aunque llueva y haga frío y sople viento fuerte, la primavera ha aparecido con todo su esplendor.

Feliz primavera!

image

image

image

image

image

image

Anuncios