Sin súper luna pero con nubes.

El pasado fin de semana me quedé sin ver la súper luna, cosas de la meteorología, pero antes de que se nublara completamente y empezara a llover, el cielo me regaló estas vistas desde el huerto.

Aunque estuve esperando hasta después de medianoche para ver la luna a través de algún hueco entre las nubes, no pudo ser, pero estas imágenes de nubes suplieron mi anhelo por ver la luna, qué caray! la luna se puede ver en otras ocasiones.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Las nubes pintan el cielo con sus caprichosas formas y hacen al gran azul menos aburrido.

En las nubes.

A veces estoy allí, si si, en las nubes, mirando esas formaciones de algodón, como borreguillos pintados en el cielo, viendo como dibujan el inmenso azul con sus formas caprichosas. Las nubes hacen volar mi imaginación, me gusta contemplarlas e inventar historias según van pasando y cambiando su forma, eso es algo que me gusta de las nubes, a veces hay que tener paciencia pues permanecen inalteradas largo rato, otras cuando el viento sopla las historias van cambiando rápidamente y otras veces, cuando el cielo está gris de nubes grises, pocos cuentos se me ocurren.

Nubes grandes, pequeñas, alargadas, de colores cuando se acerca el ocaso, nubes altas, bajas, medias, nubes que parece que pudieras tocar y otras tan altas como inalcanzables, nubes que dejan ese olor tan particular a tierra mojada después de descargar.

La mayor parte del tiempo, como es de suponer, las miro desde abajo, y otras, las menos, desde arriba, mirando a través de la ventanilla de un avión, esas veces parece que pudieras bajar y darte un paseo sobre ellas.

En fin, voy a bajarme de mi nube, y enseñaros las que fotografié el otro día.

 

nubes y xatos-22

nubes y xatos-19

nubes y xatos-5

nubes y xatos-3

nubes y xatos-2

nubes y xatos-1