Caminar.

Acabo de leer un artículo ( http://pijamasurf.com/2014/04/sobre-salir-a-caminar/)  y no puedo estar más de acuerdo.

Cuando salgo a caminar lo hago con la intención de olvidarme de todo lo superficial y concentrarme en lo pequeño, en los detalles, en las cosas que quizás la estresante vida moderna no nos permite. Cuando camino, cuando camino solo para ser exactos, ñunça estoy solo. Cuando camino, camino acompañado de los recuerdos, de las imágenes de la gente que no tengo cerca. Cuando camino, me invento gente que camina conmigo y tenemos algunas a conversación filosofía de cuando en cuando. Cuando camino, camino solo, contemplando el paisaje, pensando en lo bella que es la naturaleza y lo afortunado aro que soy al tenerla a la vuelta de la esquina. Cuando paseo, también fotografio, y en los paisajes que contemplo también me invento historias y pienso como ha podido ser que el paisaje sea así o asá. Cuando camino, respiro hondo y lleno mis pulmones de naturaleza, y me lleno de verde y de marrón y del resto de colores. Y al llenarme de naturaleza el día a día es más llevadero.

Caminar para mí es vivir y soñar despierto y ser consciente de lo afortunados que somos los humanos que amamos la naturaleza.

Caminar también es fotografiar, ambas actividades están íntimamente unidas para mí. Caminar y fotografiar, soñar y contemplar, respirar hondo y encuadrar. Caminar, fotografiar, vivir.
Durante el paseo de hace unos días hice unas cuantas fotos panorámicas que os enseño a continuación.

He dejado para el final mi foto favorita de esta sesión. 

Pasear todo lo que podáis, soñar todo lo que podáis.

Anuncios

Bosque, manzano en flor y ovejas.

Ayer por la tarde salimos a dar un paseo cerca de casa, la verdad es que a diez minutos de casa, tomes la dirección que tomes, estás en medio del monte, o en medio de un prado, o en la orilla del lago, es la ventaja de vivir en un lugar pequeño aunque no muy alejado de la gran ciudad.

Ayer Mia me comentó que, por la mañana, había encontrado un sitio nuevo por el que pasear, hubiera sido mas normal que lo dijera yo que llevo bastante menos tiempo que ella viviendo aquí, pero no siempre se conocen a la perfección los alrededores de donde uno vive.

Nos dirigimos hacia ese punto, lo cierto es que hay casas muy cerca, pero una vez dentro del bosque los árboles amortiguan el ruido y parece que estás mas lejos de lo que en realidad estás.

Un sitio tranquilo e inspirador, lo mejor la luz colándose entre las ramas y la variedad de tonos de verde en esta época del año, aquí una muestra de lo que vimos ayer.

image

image

image

image

Después de estar un rato en este nuevo sitio, continuamos hacia otro sitio ya conocido pero no por eso menos interesante, aquí lo llaman “Slammertorp”, es una antigua granja que se ha reconvertido en casa para los boyscouts, aquí podemos ver la típica casa de campo sueca, construida en madera y pintada de rojo ( investigaré algo más y os contaré lo del color oro día).

En ésta justo a la entrada hay un manzano, público, cualquiera puede coger sus frutos, y ayer estaba florido y hermoso.

image

image

image

image

Pues mientras me alejaba para hacer unas cuantas fotos del manzano llegué a un cercado y, ¿qué había dentro del cercado? Exacto, un rebaño de ovejas. Las ovejas se acercaron igual de curiosas que yo, ellas están acostumbradas a los humanos, yo sorprendido de encontrarme ovejas en una zona de un parque público. Allí estaban pastando tranquilamente y yo haciendo más fotos, esta vez las protagonistas tenían cuatro patas y me regalaron sus mejores gestos.

image

image

image

image

image

image

image