Boquerones, fritos y en vinagre.


Yo siempre estoy dispuesto a probar todo tipo de comida, como de todo, casi todo me gusta y por eso es por lo que no añoro demasiado la cocina española (además en cuanto tengo ocasión preparo algo típico para que lo prueben por aquí). Para algunas personas emigrar a otro país y no poder comer lo mismo que en el de procedencia o no encontrar los mismos ingredientes puede ocasionar algo de tristeza, no es mi caso, a mi me encanta descubrir cosas nuevas, aunque tengo que admitir que en mi memoria reposan muchos sabores y texturas, de platos cocinados por mi madre que he comido desde que tengo edad para ingerir alimento sólido, que cuando pruebo de nuevo después de un tiempo sin haberlos probado hacen que a través de la comida un torrente de recuerdos inunden mi cabeza.

Esto me pasó el fin de semana pasado, cuando preparamos en casa pescado, Mia a su manera (swedish way) y yo a la mía (spanish way). Tengo que decir que el pescado me lo dio uno de los amigos que he hecho en el curso de sueco para inmigrantes, Emrah es un joven turco la mar de simpático y buena gente y el fue el que pescó y me regaló los peces que luego disfrutamos Mia y yo comiendo.

“Strömming” es el nombre del pescado, son arenques pequeños y cuando los vi pensé que eran boquerones, os podéis imaginar la alegría que me invadió, ¡boquerones!

Como mi amigo nos dio un montón Mia y yo acordamos que cada uno prepararía unos pocos al estilo de su país, ella los iba a hacer rebozados en harina y fritos (steker strömming), si yo también lo pensé, aquí, en Suecia, ¿son típicos los boquerones fritos? Pues sí aunque aquí la fríen en mantequilla.

Mi amigo me los dio limpios y congelados, así que después de descongelados Mia los abrió a la mitad y les quitó la espina, enharinados y fritos esta es la pinta que tenían.

image

image

image

Nada más probarlos mi memoria gastronómica reconoció ese sabor tan rico a boquerones fritos, aunque no fueran exactamente boquerones y estuvieran fritos en mantequilla, que delicia, a mí no me deis comida “gourmet” de esa, a mi dadme cosas sencillas pero ricas, llenas de sabor y de recuerdos.

Mi preparación del pescado fue diferente, Mia ya había elegido, y había cogido, sorprendentemente, mi opción. Así que no me quedó otra que preparar boquerones en vinagre, otro de mis platos favoritos. Nunca antes los había preparado, muchas veces los había comido y estaba deseoso de probarlos y de comparar el sabor de los que yo había preparado y el sabor que guardaba en mi memoria.

Gracias a internet encontré varias recetas rápidamente y me puse manos a la obra.

Cuando reposaron suficiente llegó la hora de la verdad, era el momento de probar y comprobar que sabían a algo parecido a lo que yo recordaba… Y así fue, casi, el sabor del recuerdo y el de “mis” boquerones en vinagre EA muy parecido.

Muy contento, porque además a Mia también le gustaron, ella nunca los había probado así, los dos seguimos aumentando nuestra memoria gastronómica, incorporando nuevos sabores cada vez que podemos.

La pinta no es mala y os aseguro que el sabor, sin ser los mejores que he probado, era muy aceptable.

image

image

image

Otra receta más que, sin duda, volveré a hacer en otras ocasiones, seguiré compartiendo platos de cocina española y seguiré probando platos de cocina sueca.

Gracias a mi madre y a mi hermano Manolo, ellos son los que me han enseñado a apreciar los sabores y la comida en la forma que lo hago, disfrutando de todo, mi madre en la cocina clásica y mi hermano en la moderna, con ambos  siempre es un placer sentarse a la mesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s