Al mal tiempo, buena cara. O como pasar un buen rato cocinando galletas de jengibre (Pepparkakor).


Aunque no está haciendo mucho frío, algo raro a estas alturas del año, y a pesar de que no vamos a tener una “blanca Navidad”, no ha nevado en las dos ultimas semanas y se espera un día de Nochebuena y Navidad soleado y con máximas de 8° C, que anochezca a las tres de la tarde es un hecho importante para entender la sociedad sueca y su gusto, casi por obligación, de permanecer en casa muchas horas durante el invierno, para poder llevarlo bien se necesita luz artificial buena parte del día en invierno y ahí juegan un papel muy importante las luces navideñas, por aquí en prácticamente todas las ventanas se coloca algún tipo de adorno, y el mas popular es un candelabro de madera con cinco o siete luces (en estos tiempos bombillas eléctricas), estrellas y ristras de luces de colores, todavía no he visto ningún Santa Claus colgado de un alfeizar ( tan populares en Madrid).

Estos son los que ponemos por casa.

image

image

Muchas gracias por las postales familia.

Bueno, a lo que iba, que me pongo a escribir y pierdo el hilo. Ayer Sofia y yo estábamos algo aburridos en casa y a eso de las dos de la tarde empezamos a preparar las galletas mas típicas de Navidad en Suecia.

Lo primero la masa, la compramos preparada en un paquete.

image

Después de lavarnos las manos, colocamos un mantel plástico en la mesa, para no ensuciar la madera, espolvoreamos un poco de harina y ponemos otro poco en el rodillo para que no se nos quede pegada la masa, cogemos un trozo y la estiramos hasta tener una superficie de unos 2mm de espesor, a continuación cortamos formas con unos moldes, esta vez me decidí por uno con forma de ángel y Sofia por uno de, cabras? Mini alces? Podéis decidir a que animal pertenece la silueta cuando lo veáis.

Precalentamos el horno a 175°C, mientras coge temperatura despegamos las formas con mucho cuidado de no romperlas y las colocamos sobre papel de horno en una bandeja, las cocemos durante 6 minutos y ya está. Con el sobrante de la masa usamos de nuevo el rodillo y preparamos más formas, con 500gr nos dio para unas 80 galletas, los moldes eran medianos y pequeños.

Escuchando villancicos suecos mientras la casa se llenaba de un olor dulzón cocimos todas las galletas, las dejamos enfriar y comenzamos la decoración, usamos dos tubos de azúcar de colores, blanco y rosa, para añadir nuestro toque artístico, es una tarea en la que se puede echar a volar la imaginación y aplicar todo nuestro arte.

Después de un par de horas este es el resultado.

image

image

image

image

A veces irremediablemente alguna galleta se rompe o se tuerce al colocarla en la bandeja, o las dos cosas a la vez, nosotros no las desechamos, no somos una fábrica, todas las galletas son diferentes como consecuencia de nuestra forma de trabajar artesana y eso le da un toque único.

image

image

Esta ultima foto es la que os comenté que no sé muy bien que silueta de animal es, podéis decidirlo o inventaos un nombre nuevo.

Como reza el paquete de la masa “Baka pepparkakor med familj & vänner”, “Hornear galletas de jenjibre con la familia y amigos”.

Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s