Y, de repente, arroz con leche! Risgrynsgröt.


El otro día en el mercado comprando con Mia, estaba yo mirando la sección de fiambre cuando algo llamó mi atención, en una esquina del expositor vi uno de esos paquetes cilíndricos como morcillas gigantes, esos en los que yo suponía habría fiambre envasado pero este era de color blanco, eso fue lo primero que me descolocó. Pregunté a Mia que era eso que me sorprendió sin darme cuenta del dibujo y no parando un momento para adivinar la traducción de la palabra impresa en el envoltorio “risgrynsgröt”…

Al preguntarle que tipo de embutido era primero se dibujó una expresión de extrañeza en su rostro y seguidamente una sonrisa, me dijo que no era ni mucho menos embutido si no un postre elaborado con arroz y leche muy típico por aquí.

Ahora al que una sonrisa iluminaba su cara era a mí, ¡arroz con leche! ¡Madre mía! Todo un descubrimiento a 4000 km de Madrid y me acaban de decir que aquí hay arroz con leche.

Compramos uno para probar y lo probé, al preparado del envase se le añade un poco de leche, es muy espeso, después de calentarlo añades canela al gusto y ya está, arroz con leche sueco.

No es exactamente igual al que hace mi madre pero tiene su punto y está rico.

Tan lejos tan cerca, tan distintos tan iguales.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s