Del árbol a la mesa.

De nuevo han venido a mi memoria imágenes de Asturias paseando cerca de casa, el verde, los árboles, el agua, la tranquilidad, el aire limpio que se respira, todas esas sensaciones ,como un dejavu, vuelven a mi mente cuando paseo por estas tierras, recuerdo los paseos cerca de Tineo, y siento que es el mismo sitio, tan lejos, tan cerca y tengo las mismas sensaciones.

Hoy al encontrar un manzano todas esas sensaciónes han vuelto a mi mente, las manzanas, pequeñitas, con un aroma que se huele a metros, y un sabor un pelin ácido, y las comes nada mas cogerlas del árbol y llevas alguna para casa y la casa huele a manzanas y me transporto a otro sitio y ese sitio es aquí y ahora, pero tan dentro de mi memoria que siempre estaré en sitios con olor a manzanas, a verde, a lluvia y aire limpio.

image

Anuncios

La recompensa de hoy.

Después de los últimos días en que la lluvia ha sido la protagonista y eso me había impedido acercarme al huerto, hoy por fin hemos tenido una tregua y me he pasado para ver como iban las cosas, todo bien no ha habido bajas (ha llovido mucho, incluso granizo), ya no quedan judías verdes, ya dimos buena cuenta de ellas, las zanahorias siguen creciendo lentamente, los calabacines también creciendo, los de la primera cosecha ya los comimos también, y los pepinos, lo que mas plantamos y lo que más recogemos, un par de kilos por semana y llevamos un mes recogiendo, hoy también he cogido unos cuantos.

image

De vuelta a casa me he parado un rato en una zona del parque cerca de casa donde cada año crecen girasoles (solrosor), básicamente sirven para alimentar a los pájaros, muchos por aquí. Y como estaban muy chulos, los girasoles, y había buena luz pues he hecho unas cuantas fotos.

image

image

image

image

image

La fiesta del cangrejo (Kräfta).

El fin de semana pasado me invitaron a otra tradicional fiesta sueca que se celebra en Agosto, la fiesta del cangrejo, o como se dice por aquí “kräfta”. Pero no nos comimos sólo un cangrejo mas bien unos cuantos, en ese caso se dice “kräftor” (plural de “kräfta”). Los cangrejos que me invitaron a comer ya venían preparados, cocidos en sal y eneldo, también me enseñaron el ritual para comerlos, primero se coge un cangrejo (aquí se toman fríos) y a continuación sorbes por la parte donde las patas se unen a la cabeza, de esta manera das un buen trago salado y aromatizado con eneldo, seguidamente separas la cola de la cabeza y te comes lo de la cabeza, que rico, luego las pinzas que también tienen chicha y por ultimo la cola, después de pelarla por supuesto, te la puedes comer tal cual o con un poco de salsa mahonesa a la que se le añade eneldo.

Y aquí estaba yo, sorbe que te sorbe, chupa que te chupa, disfrutando de los cangrejos y de un concierto de sorbos y chupeteos, musica celestial rodeado por la familia, Mia, Sofia y Daniel.

Todo regado con cerveza y sidra bien frías, afortunadamente no los consumimos de la manera tradicional, que consiste en tomar un chupito de aguardiente después de cada sorbo de cangrejo, por aquí suelen acabar muy perjudicados, a la fuerza, después de una cangrejada…

Lo pasé de maravilla, a las pruebas gráficas me remito.

image

image

Preparando la mesa con Sofia.

image

En plena faena.

image

image

El ataque de los cangrejos, al final pudimos con ellos.

image

En fin, una velada agradable, divertida y suculenta.

image

Celebrando un año juntos.

Ayer, 7 de Agosto, Mia y yo celebramos nuestro primer año juntos, un año lleno de felicidad y amor, un año de cambios y de mirar al futuro con ilusión.

Fue un día especial, lleno de amor y emoción, amor que crece cada día y emoción por empezar un proyecto en común.

Poder estar con la persona a la que amas y ser correspondido es lo mejor de este mundo y yo amo y me siento amado, también siento el amor de mi familia y amigos, aunque en la distancia pero siempre presentes en mis pensamientos.

Ayer fue un día de celebración, sin excesos, sólo de amor, preparamos un almuerzo especial, queso y galletas saladas, pepinillos en conserva, de nuestro huerto, y un arroz con gambas, también descorchamos una botella de vino espumoso, y comimos y bebimos disfrutando de un día especial.

image

image

image

Quiero agradecer a mi familia todo su apoyo y cariño, sin vosotros hubiera sido imposible cumplir un sueño.

image

Va por ustedes! Salud y amor!