Y ahora los calabacines.


Después de unos días de mucho calor por estas tierras de muy al norte ha crecido todo en el huerto de forma exponencial, hace una semana que empezaron a crecer los calabacines, quizá influenciados por la luna llena, y hoy tenían una pinta espectacular, para mí, que es la primera vez que planto cosas, y, porque negarlo, con pocas garantías de éxito, la visión del huerto en este punto me llena de alegría, hemos trabajado mucho, con pocas herramientas, y la tierra nos ha regalado sus frutos, para mí esta siendo una experiencia única y que, sin duda, seguiré practicando. Recoger lo que uno siembra es increíblemente satisfactorio, aunque sea, como es mi caso, a nivel amateur. Mañana recogeremos parte de lo que la naturaleza nos ha dado.

image

image

Las zanahorias también marchan, pero más lentamente.

image

También quiero agradecer a todos los “bichos” voladores que colaboran infatigablemente en esa imprescindible labor que es la polinización.

image

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s