Retratos.

En cuanto hemos tenido un día un poco bueno, soleado y no mucho frío, hemos aprovechado para hacer unos retratos, bueno yo he hecho unos retratos a mis chicas, Mia y Sofia se prestaron para que las retratara que me apetecía mucho y no habíamos podido hasta ahora, así que nos dimos un paseo, nos lo pasamos genial, de eso se trata, y este es el resultado, espero que os guste.

image

image

image

image

image

image

image

Cerezos japoneses. Japanese cherry trees. Japanska körsbärsträd.

Experimentar la primavera sueca es como experimentar casi cualquier primavera, un día hace bueno y luce el sol al siguiente frío y llueve, solo que aquí cuando luce el sol la temperatura no pasa de 10°C y cuando refresca, como hoy, el termómetro no pasa de 2°C, es la única diferencia con otras primaveras igual de inestables pero un poco mas benévolas, por lo demás una explosión de vida y color, los pajarillos cantan, la naturaleza empieza a despertarse y con el despertar vuelven los colores después de un invierno monocromático.

Estas fotos que he hecho hoy en el centro de Estocolmo, en una zona llamada “kungsträdgården” que viene a ser el jardín de arboles del rey (aunque ahora todo el mundo lo disfruta), prueban que, aunque llueva y haga frío y sople viento fuerte, la primavera ha aparecido con todo su esplendor.

Feliz primavera!

image

image

image

image

image

image

Cielo estrellado.

Hace unos días, ya de noche, el cielo estaba particularmente claro y limpio, la luna nueva permitía observar un montón de estrellas como hacía tiempo que no veía, algunas nubes que arrastradas por el viento dejaban huecos para ver estrellas y un rato sin nubes que dejó este cielo nocturno, así que cogí la cámara e hice estas fotos.

image

image

Y ahora el rato sin nubes…

image

image

Durante un rato coincidieron unos cuantos aviones en el cielo dejando esas estelas…

image

image

image

Espectáculo cercano y gratuito aunque un poco difícil de ver en la gran ciudad.

Bocaditos de plátano.

Con el buen tiempo a la vuelta de la esquina ya empiezan a apetecer postres fríos. Este es muy fácil de hacer y a mí me ha gustado mucho.

Necesitamos:
- plátano.
- mantequilla de cacahuete.
- chocolate para fundir.

image

Cortamos el plátano  y colocamos una cucharadita de mantequilla de cacahuete entre dos mitades.

image

image

Colocamos en el congelador durante una hora antes de cubrir con chocolate.

image

Derretimos el chocolate (al baño maria), cubrimos los bocaditos y colocamos en una bandeja cubierta con papel de horno.

image

image

Los guardamos en la nevera un par de horas y ya los podemos disfrutar.

image

Nada mejor que disfrutarlos en buena compañía mientras contemplamos la puesta de sol.

image

O un bonito cielo estrellado.

image

Besos.